Translate

lunes, 2 de octubre de 2017

Referéndum catalán

Ayer pudimos ver la realidad de este país y de las personas que vivimos en él, tanto en Cataluña como en Madrid. Ayer se destaparon las mentiras y las falsedades escondidas durante tantos años. Ayer fuimos los protagonistas de una historia de terror plagada de sinvergüenzas. 

Queda poca gente en el mundo que no sea consciente de lo que ha pasado en el referéndum de Cataluña, de hecho somos la comidilla internacional y la vergüenza de Europa según la CNN y otros muchos medios de comunicación como el "The New York Times", "The Guardian", "Financial Times", "The Telegraph"...

¿En qué nos hemos convertido? En unos monstruos que atentan contra la democracia. 
No logro encontrar otras palabras más que lamentable, vergüenza, miserables, brutalidad, fachas, criminales, repugnancia e injusticia para explicar cómo me hace sentir y el asco que empieza a crecer en mí, frente al Gobierno de este país con el que no me siento identificada. 

Cada vez que veo los vídeos de los policías atacando a toda persona sin importarles lo que les pueda pasar o el daño que puedan hacerles, me hierve la sangre y me produce tal impotencia... Más aún al enterarme de que a un pobre anciano le dio un paro cardiaco y ver las fotos de gente sangrando y los testimonios de una chica a la que han roto los dedos. BRUTAL.
No puedo entender cómo siguen órdenes, como máquinas de matar, de arremeter contra todo el que está dispuesto a ejercer su derecho como ciudadano, cómo se enfrentan con los bomberos, ellos que son el cuerpo más noble, y contra los mossos de escuadra que cuidaban de que todos pudiesen votar, arrasando con todo el que se les pone por delante. LAMENTABLE. 

Por no hablar de todos aquellos que se han vestido con la bandera de España y han levantado el puño entonando una canción que ha sido la melodía de la España franquista. FACHAS DE MIERDA. Todos los congregados que están a favor de la unidad nacional y que echan pestes de los catalanes, que se niegan a comprar productos que provengan de su tierra, que en partidos de fútbol les desean lo peor... PURA HIPOCRESÍA. 
Que la bandera de España no representa al fascismo. Bueno, yo creo que han sido los fascistas los que han hecho de ella un símbolo representativo. Por lo menos a mí no me representa. Tampoco soy la única. 

Para terminar dedicaré unas palabras a nuestro "bien amado" presidente Rajoy: ¿No te da vergüenza ver cómo se derrumba ante tus ojos el país que gobiernas? ¿No te da vergüenza ver que no estás a la altura de tu trabajo? ¿No te da vergüenza oír que quieren tu dimisión? ¿No te da vergüenza no saber hacer lo único que tienes que hacer? ¿No te das cuenta de que no sirves?

Portada del periódico "The National" de Escocia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario