Translate

martes, 25 de octubre de 2016

Indignación con todas las letras y su tilde.

Hoy he leído un artículo que ha publicado El Mundo sobre la portavoz del Hogar Social de Madrid, Melisa. 

Mientras lo leía (porque todo hay que leerlo para poder opinar), no podía más que indignarme por la cantidad de cosas que afirmaba y decía esta mujer. Yo siempre he dicho que respeto la opinión de los demás aunque no la comparta, pero esto es otra cosa. Según dice, no es racista, pero no quiere ayudar a personas inmigrantes  porque primero y ante todo son los españoles. ¡¿PERDONA?! 
Estoy casi segura que algún antepasado suyo tuvo que emigrar, como lo hicieron muchos españoles, a otros países para poder buscarse la vida, tampoco me extrañaría que algún conocidx, familiar o amigx suyo haya tenido que irse a otro lugar para poder tener una mínima oportunidad de tener una vida decente, porque tal y como las cosas están en España, muy pocos tienen al alcance de su mano las bases sobre las que empezar a construirse una vida. Además, según tengo entendido, resulta que ella es inmigrante, irónico ¿verdad? 

No sólo contenta con eso dice que hay 174 ONGs en Madrid que utilizan los fondos públicos para ayudar a este tipo de personas y que no le parece ni medianamente bien, mientras que ella está disfrutando (en la medida de lo posible) de una sanidad y en ocasiones, enseñanza pública que ¡oh! están cubiertas con fondos públicos. Por supuesto antes de hablar no sabe mirarse su propio culo y hacer autocrítica de ello. 

Otra de las cosas por las que parece que se siente orgullosa y parece tener algún tipo de conocimiento, es por el tema de la esvástica. Resulta que puede que la tenga tatuada en el tobillo, pero le pone cachonda mantener la intriga y por más que le preguntan si eso es cierto ella dice que no, pero que no enseñará el tobillo porque "si no está, ¿quién la puede ver?". Dice que no es nazi, pero defiende que hay muchos símbolos "con este tipo de rueda solar" en las religiones budistas. Pero vamos a ver, chica, ¿qué es lo que representa la esvástica hoy en día? Si tú le preguntas a cualquier persona por la calle qué es una esvástica te van a decir: el símbolo nazi. No hay más tutía. 

Y para terminar nos cuentan que hay unos cuantos carteles repartidos por el Hogar Social y en uno de ellos pone, y cito textualmente: "Mantén limpio el Hogar Social. No estás en una casa okupa". Es gracioso porque al principio del artículo ella se queja porque dice que existen unos clichés sociales por los que se juzga la labor social y tiene un cartel colgado con esa frase... ME DESCOJONO. Seguro que ella ha estado en una casa okupa y ha visto la organización de ésta y la VERDADERA labor social para con cualquier ser humano, independientemente de su nacionalidad, seguro que ha visto lo sucísima que puede estar y lo poco que se encargan de ella sus okupantes...no me cabe la menor duda. 

Cerrando ya este post, quiero dedicar unas palabras a aquellas personas que comparten este tipo de cosas en Facebook diciendo que ser de derechas no implica llevar traje y tener un sitio en el Bernabéu, es verdad, claro que no es necesario cumplir estos requisitos, pero ante todo y sobretodo existe algo llamado humanidad, solidaridad y empatía y eso está por encima de cualquier ideología, partido político y bandos sociales.

Además, como curiosidad y hablando de la supuesta esvástica, os adjunto una imagen que habla por sí sola.


No hay comentarios:

Publicar un comentario