Translate

sábado, 23 de abril de 2016

Ser acultural

La cultura es un conjunto de conocimientos que nos permite desarrollar un juicio crítico, existe la cultura física, la cultura popular, la cultura histórica y muchas más. 
La cultura popular vienen a ser las tradiciones que se celebran en los pueblos con sus festejos y demás. Uno de estos festejos son las corridas de toros y sus correspondientes toreos en las plazas. 
Esta actividad tan insensible nació en España en el siglo XII y aún, para desgracia de estos pobres animales, sigue durando hasta hoy día. Según he leído en diversas páginas sobre tauromaquia nace como un espectáculo para la nobleza y la plebe, un poco como las luchas de gladiadores en la antigua Roma, pero en vez de personas la lucha se hace contra un animal que por naturaleza es bravo o salvaje, lo cual hace más "emocionante" la lucha que se libra entre el torero y el toro. 
Mucha gente defiende la tauromaquia intentado hacer ver que es arte, que los autores cultos de hace algunos años la tenían como algo poético y filosófico, pero de lo que todavía no se han dado cuenta es que es algo que viene de los pueblos, de la gente que vivía en el campo y no tenían otra cosa que hacer más que trabajar para poder sobrevivir a todas las penurias que se les presentaban. 
Toda la sociedad se chulea sobre lo desarrollos en tecnología, en avances médicos, en experimentos científicos y aún siguen adorando ir a una plaza de toros para ver cómo un hombre vestido con mayas y lentejuelas mata a un animal sin que éste pueda defenderse tal y como su naturaleza pudiera permitirle, pero no sólo contentos con las corridas de toros también se hacen capeas para los más jóvenes, es decir, desde pequeños todo esto se intenta fomentar haciendo megafiestas en fincas en las que luego sacan a una pobre vaquilla para que un par de chulos de universidad la toreen y los demás les aplaudan y les vitoreen. LAMENTABLE. 
Hoy mismo la facultad había organizado una capea para todos los que estamos ahí estudiando y por supuesto no ha faltado ni una sola persona, todo el mundo estaba deseoso de que llegase este día para poder ir; que sí que puede ser por la barra libre, porque vas a conocer más gente, porque habrá música... pero también estaba en boca de todos la dichosa vaquilla y lo divertido que sería torearla y sacarla a la miniplaza de tierra. No entiendo como los chavales de mi edad siguen disfrutando con estas cosas, se supone que tenemos que ir avanzando y no retrocediendo y dejarnos llevar por las antiguas tradiciones pertenecientes a los pueblos, entiendo que los más viejos puedan defender esta actividad, pero porque es con lo que han estado viviendo desde que son pequeños y para algunos podía suponer un lujo ir con su padre a una corrida de toros. 
Ahora las cosas están cambiando y con ellas deberían cambiar también nuestras cabezas y nuestros entretenimientos o directamente no hacer que la violencia y el maltrato animal tengan una cabida tan importante y puedan hacer tanto dinero como hacen los que las organizan. 
Al fin y al cabo a lo que estáis asistiendo es a la muerte de un pobre animal que poco tendrá que hacer en una plaza en la que todo el mundo está deseando ver cómo el torero clava la última banderilla que le quitará la vida. Odiamos las guerras, odiamos las peleas y siempre estamos en busca de la paz, pero seguimos acudiendo a un lugar en el que esperamos con ansia que acabe la partida y el hombre salga ganador para intentar demostrar lo valiente que que puede llegar a ser. 
Es terrible pensar que hay más de la mitad de la población española que apoya y defiende esto, no estoy para nada orgullosa de lo que supone tener una cultura conocida por matar animales y hacer un espectáculo de ello. 

1 comentario:

  1. Parte de razon tienes, pero no considero que las capeas sean algo que fomente la violencia. Se podria decir que eso no busca el hacer daño al animal otra cosa sea como traten los universitarios alcoholizados al pobre animal, pero el objetivo principal es disfrutar de la adrenalina de ponerse delante de la vaquilla y evitar que te envista. Además de que es la única manera de financiar el mundo taurino sin ir a una corrida de toros.
    Si todo el mundo fuera a capeas en lugar de ir a los toros el mundo taurino se daria cuenta que no se disfruta con el sufrimiento y la muerte del animal, sino con el espectaculo de los recortadores.

    ResponderEliminar