Translate

lunes, 20 de octubre de 2014

Sueños anclados a la realidad.

Todo el mundo tiene sueños que quisiera tener cumplidos. Pueden llamarse tanto sueños, como ilusiones, como deseos etc... Unos son fáciles de conseguir como por ejemplo un perrito o un viaje a algún lugar raro, exótico y alejado, pero otros cuestan un poco más.
El mío es el de los difíciles: mi auténtico gran sueño sería poder dedicarme a la cosa que más me puede gustar en el mundo entero: bailar. No es que no pueda meterme en una escuela y tener una buena formación, lo difícil de este sueño mío es lo que vendría después: ¿y si no me sale nada de trabajo? ¿y si me lesiono y tengo que retirarme? Y cosas por el estilo.
Obviamente estas preguntas yo no me las he hecho; estas preguntas me las han hecho a mí y quieras que no al final acabas por intentar buscarle alguna respuesta.
Me encantaría que el mundo nos viese a los artistas con un poco más de reconocimiento del que se nos ve normalmente, no es fácil. Las horas de nuestro tiempo libre invertidas en ello, ni las lesiones que se sufren pero es lo que a nosotros nos gusta y lo que en cierto modo nos da la vida.
De todas maneras y a pesar de todos los obstáculos que se  me pongan por delante (incluso opiniones ajenas) yo lucharé por mi meta y lo haré con la esperanza de poder ganarme mi futuro haciendo lo que más me gusta. BAILAR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario