Translate

sábado, 11 de octubre de 2014

Siempre siempre te voy a querer.

Una de las cosas que más duele en esta vida es la pérdida de un ser querido. Cuando yo era pequeña perdí a mi abuela pero obviamente era muy pequeña para saber qué es lo que se siente de verdad; ayer supe lo que era. 
Ella no era directamente de la familia pero al haber crecido con ella a mi lado es difícil no tratarla como si fuera una tía mía más. No hay palabras para describir la tristeza que siento al escribir estas cosas pero también es un alivio pensar que al menos se nos ha ido sabiendo que estaba rodeada de gente que la quería como amigos y familiares suyos. Estas cosas no son siempre justas y esta vez la vida se ha pasado de injusta: de verdad que a ella todavía no le tocaba irse, aún quedaban un montón de cosas por hacer, pero si así ha tenido que ser, habrá que aceptarlo por muy duro que sea...

Pero que sepas Pili, que nosotros te seguimos queriendo muchísimo y que en Papatrigo, en San Roque, en las casas rurales, en fiestas que se hagan, todos vamos a dedicarte todos los bailes y los disfraces que se nos ocurran (aunque nos va a costar decidirnos porque tú eras la que tenía las ideas más originales) y todos los paseos y excursiones que hagamos tú seguirás ahí, andando con nosotros. No será lo mismo sin ti porque además tú eras la "organizator" del grupo pero no será peor porque sé que tú no lo habrías querido así. Y vamos a hacer que tu hijo (que te quiere como a nadie en el mundo) esté a gusto y siga pasándoselo igual de bien todos los veranos con nosotros. 
Va a ser difícil acostumbrarse a tu falta, pero tú eras alegre y divertida y aún te gustaba ser como una niña y disfrutabas de la vida como una enana, así que por ti todos vamos a recordarte con todas las cosas buenas que tenías y no como algo triste. Aún no te has ido del todo.
Y que sepas que siempre siempre te voy a querer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario