Translate

lunes, 20 de octubre de 2014

Miremos a nuestro alrededor.

Una cosa que todos deberíamos hacer varias veces en nuestra vida es pararnos: dejar lo que estés haciendo, olvidarte del estrés o los nervios que tengas en ese momento y concentrarte en lo que te rodea y lo que está ocurriendo. Observa a la gente con la que convives día a día ya sean familia, amigos, compañeros del trabajo o incluso esa persona que no conoces de absolutamente nada que ahora mismo está pasando por tu lado y que tiene una enorme sonrisa en la cara y hazte esta pregunta: ¿por qué?
¿Por qué sonríe? ¿Por qué está triste? ¿Por qué no mira al frente? ¿Por qué me mira por encima del hombro?...¿Por qué?
Intenta buscarle respuestas a tu propia pregunta, aunque hay que tener claro que jamás llegarás a saber la verdad absoluta, pero aún así habrás reflexionado sobre algo que trata de otra persona que no seas tú mismo.

Es importante prestar atención a nuestra vida porque pasa tan rápido que no nos damos cuenta y hay que disfrutarla como nunca y hacer lo que más te guste en cada momento; observar los pequeños detalles del mundo y preguntarse el porqué de su existencia y cómo es que pueden ser tan curiosos; alegrarse de lo que cada uno tenga en vez de fijarse en lo que tiene otra persona y sobretodo hay que ser infinitamente feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario